Más que una receta...

 

... un procedimiento!

 

 

 

 

Para elaborar buenas recetas con las bases de glicerina se hace necesario poder “cocinar” adecuadamente los añadidos que les hagamos.

 

Sin ir más lejos, un sencillo sobreengrasado deberá permanecer un mínimo de 5 minutos en fundición para integrarse adecuadamente en la masa de jabón.

Esto se hace particularmente sencillo en nuestras bases dado que funden perfectamente sin pegarse en olla a fuego directo suave.

 

Ahí podremos tenerlas a unos 70ºC el tiempo necesario para trabajar con comodidad y sin estrés. Eso sí, siempre que estemos más allá de 10 minutos al calor es adecuado mantener la olla tapada para no descompensar la proporción de humedad.

 

 

Lo que les propongo a continuación más que una receta concreta es un procedimiento de trabajo que permite obtener todo el partido posible que estas bases de altísima calidad les ofrecen.

 

El objetivo es conseguir un gran jabón de tocador… participado por su intervención personal, con lo que el valor añadido se lo estará dando a la pieza usted como usuario/a, consiguiendo de paso economizar enormemente en el costo final.

 

Todo es bastante sencillo:

 

-Pesar la cantidad de base a fundir (si se desea se pueden mezclar nuestros distintos tipos de base, pero en general será la base Rústica Coco la que mejores resultados le proporcionará).

 

-Trocearla

 

-Poner los trozos en olla a fuego directo suave

 

-A ojos vista en pocos segundos la base empezará a derretir. Evitar que hierva.

 

-Una vez fundido todo mantener a temperatura de entre  65ºC  y  75ºC  (ligeras variaciones no tienen importancia)

 

-Ahora poner un 1% (no más) de oliva o girasol limpios (para pequeñas cantidades se puede trabajar en volumen, con una jeringuilla comprada en la farmacia). Mantener al calor unos 6 o 7 minutos éste u otros sobreengrasados, removiendo de vez en cuando.

 

-Aceites esenciales aromáticos mejor no cocerlos mucho, de forma que pueden agregarse momentos antes de cortar el fuego.

 

-Los vegetales húmedos tipo Aloe Vera mejor agregarlos a fuego cortado y tras esperar unos minutos a que baje la temperatura a 50ºC o 45ºC, para preservar mejor sus cualidades.

 

-Una hoja mediana de Aloe (pelada y batida previamente) por kilo de base Rústica es una cantidad adecuada y le dejará un jabón de ensueño.

 

-O medio aguacate mediano por kilo de base.

 

-Y así con tantos otros añadidos con los que usted podrá experimentar a sabiendas de que en general cualquier jabón que elabore podrá refundirlo hasta conseguir la proporción final más adecuada.

 

Eh... ya puede enmoldar!  :-)  En unas horas tendrá su jabón listo para usar, aunque será pasados unos pocos días que alcanzará toda la suavidad que Vd. desea.